Curry. Presentación por 250 g.


El curry en polvo es una mezcla de especias típica de la Gastronomía de la India cuya composición varía ampliamente.


$6500 
  • Envío:  

Saber más


El curry es una de los condimentos más utilizados hoy en día. Si queremos darle un toque exótico a un plato, ya sea un guiso, un arroz o unas simples patatas fritas, es echarle curry y adquiere un sabor totalmente diferente. Pero, el curry en sí no es una especia, como algunos pueden creer, sino que está compuesto por una mezcla de especias de la que pocos conocen su composición. ¿Qué lleva? ¿De dónde viene? ¿Qué es lo que le concede su sabor y su color?

 

Historia del curry

La palabra curry viene en su origen de la palabra kari, que significa salsa en Tamil, el idioma hablado por una etnia del sur de la India que elaborada una serie de platos muy especiados con un sabor muy característico. Estos platos solían llevar una especia sacada del árbol de curry, que tenía un sabor muy penetrante y un tanto picante. Cuando estos platos llegaron a manos de los súbditos del Imperio Británico, enloquecieron con su sabor y decidieron comercializar este producto a través de la Compañía de las Indias Orientales.

Pero, he aquí el problema, y es que las hojas del árbol de curry perdían rápidamente su olor en cuestión de 48-72 h. con lo que los ingleses intentaron mezclarlo con otras especias haciendo que el resultado final se pareciera bastante poco al kari original que les había enamorado. En la India estas mezclas de especias se denominan con varios nombres como Garam Massala, pero los ingleses decidieron no complicarse mucho la vida y las denominaron a todas como curry. Cabe decir también que el curry en su origen es como una pasta, ya que se elabora machacando las hojas en un mortero y añadiéndoles según que especias, pero se comercializó y se globalizó posteriormente como polvos de curry.

La composición del curry

El curry occidental poco tiene que ver con el origen del curry. Y aunque hay tantas mezclas de curry diferentes como cocineros que lo preparan, parece ser que existe un cierto consenso en cuanto a lo que lleva la mezcla. Normalmente, la base del curry es una especia llamada cúrcuma, que es la que le da su característico color amarillo, y también es básico el cilantro, el comino, y la alholva o fenogreco. A esta mezcla se le puede añadir de todo, como cardamomo, ají, anís, nuez moscada, semillas de amapola, jenjibre, clavo, canela, y también diferentes pimientas o chiles para darle un sabor picante.

Tipos de curry: currys amarrillo, rojo y currys verdes

Normalmente, el curry es amarillo porque lleva una gran cantidad de cúrcuma, que es lo que le da el color característico. Ahora bien, por ejemplo, en la cocina tailandesa, es habitual ver otros tipos de curry con un sabor picante como el curry verde o el curry rojo, y esto no es más que un curry especial que lleva una gran cantidad de chile verde o chile rojo en su mezcla.

Propiedades medicinales del curry

Como es lógico suponer, al ser una mezcla de especias que en sí contienen propiedades medicinales, la mezcla que supone el curry lo hace un alimento con grandes propiedades beneficiosas para la salud. Uno de los componentes que más propiedades medicinales tiene es la cúrcuma, especialmente indicada para afecciones digestivas como acidez de estómago, diarreas y cólicos. También tiene efectos antioxidantes, drenantes y energizantes, por lo que ayuda a personas con problemas circulatorios y ayuda a acelerar el metabolismo. Otros estudios revelan incluso que resulta efectivo en tratamientos contra el cáncer de cólon.