Kiwi. Precio por libra.


Libra
Libra
Libra
Libra
Libra

El kiwi es una baya procedente de China que se introdujo en los años 70 en el mercado mundial. Con un sabor característico y potente, el kiwi guarda algunos beneficios y propiedades desconocidos para gran parte de sus consumidores.


$8500 
  • Envío:  

Saber más


Una fruta llena de propiedades

El principal aporte del kiwi es la vitamina C. El consumo de una sola pieza proporciona, según Ana Molina Jiménez, licenciada en Farmacia y dietista y nutricionista en AM Nutrición Integral, el 116 % de la cantidad diaria recomendada, por lo que con un solo kiwi se consigue el 100 % necesario.

Además, el kiwi contiene cantidades destacables de vitamina K, potasio, ácido fólico y fibra, enumera la especialista.

La nutricionista recomienda tomar el kiwi entero y no licuado, pues al hacerlo “se pierden algunas de sus propiedades”, como la fibra. Por ello, apunta lo importante que es el consumo de la baya entera para no perder ninguno de los beneficios que aporta a la salud.

Otras 9 propiedades del Kiwi

1. Reduce el estrés y los nervios

El kiwi es una fruta ideal para los tiempos modernos. Debido a la gran cantidad de vitamina C, puede evitar el nerviosismo y la ansiedad; también es perfecto para reducir el estrés.

Este alimento nos permite sentirnos más tranquilos y enfrentarnos a los problemas u obstáculos que aparecen en nuestra vida. Muchos recomiendan comer un kiwi antes de una entrevista de trabajo o una reunión importante, para reducir la tensión.

2. Disminuye el estreñimiento

El kiwi es una fruta repleta de fibra soluble, por lo que ayuda en la digestión y mejora el tránsito intestinal. También es un gran aliado para prevenir el estreñimiento.

Si se consume en el desayuno, ayudará mucho más en este aspecto. Se puede comer con otras frutas, yogur, kéfir o cereales.


3. Sirve para adelgazar y eliminar la retención de líquidos

Tiene un gran porcentaje de agua y un nivel calórico intermedio (63 Kcal cada 100 gramos), por lo que permite bajar de peso y sentirse más saciado. A su vez, no posee demasiado sodio, lo que lo hace perfecto para las dietas de adelgazamiento y para perder agua, sobre todo en el caso de las embarazadas.

Esta fruta es un importante diurético y no debe faltar en la alimentación de los que sufren de obesidad o sobrepeso. Del mismo modo, es útil en casos de insuficiencia cardíaca o hepática.

4. Ayuda a la digestión

Como se dijo antes, el kiwi es muy digestivo y permite disgregar las proteínas de los alimentos, así como también evitar la indigestión, la gastritis y los gases. La presencia de estas proteínas permiten combinar esta fruta con leche o gelatina.

5. Mejora la circulación de la sangre

Al contener vitamina E y ácidos grasos omega 3 y 6, el kiwi fluidifica la sangre y mejora el estado general de las arterias. Esto evita la formación de trombos o coágulos en los vasos sanguíneos.

Por otra parte, esta fruta sirve para proteger contra la trombosis, la angina de pecho, los derrames cerebrales y los infartos. Como si esto fuera poco, el kiwi y su fibra permiten reducir los niveles de colesterol en sangre.

6. Mejora los huesos

Esto incluye cualquier elemento óseo del cuerpo; es decir, también los dientes. Esta propiedad se debe a los minerales presentes en el kiwi: cobre, magnesio y potasio. Una pieza de la fruta cubre el 10% de las necesidades básicas de los tres.

El kiwi, así, permite mejorar el desarrollo de los huesos y también el funcionamiento de los nervios, músculos y órganos.

7. Favorece el sistema inmunitario

Esto significa evitar los resfriados y subir las defensas, debido a la gran cantidad de ácido fólico presente en el kiwi, sumado a su vitamina C. Ambos nutrientes estimulan la producción de glóbulos rojos y blancos, así como también anticuerpos, que funcionan como barrera de las enfermedades producidas por virus.

8. Combate la anemia

Otra bondad que se desprende de su vitamina C, que aumenta la absorción del hierro de lo que consumimos. Se aconseja comer kiwis en los pacientes con anemia ferropénica para acelerar la recuperación.

9. Filtra los rayos solares

Si eres una persona muy sensible a los rayos UV, no dudes en comer kiwi. La luteína que contiene actúa como un filtro de protección natural para tu piel. La luteína también está presente en la acelga, los brócolis y las espinacas.